dilluns, 25 de gener de 2016

Crucero, pros y contras.

No me decidía sobre qué ciudad hablar y he optado por contaros la opción de viajar mucho en poco tiempo: un curcero.

Mi primer y único crucero, por ahora lo hice en 2013 por el Mediterraneo, de Venecia a Istanbul a bordo del 'Grand Celebration'. Visité Venecia, Dubrovnik (Desembarco del Rey para los fans de Juego de Tronos), Santorini, Atenas e Istanbul; en poco menos de dos semanas.

Una de las ventajas del crucero es la gran cantidad de ciudades que puedes visitar en poco tiempo; normalmente zarpas de una ciudad por la tarde y a la mañana siguiente despiertas en otra, o pasas algún que otro día en alta mar, en el curcero tienes cosas a hacer (piscina, teatro, casino, bar...)

Otra ventaja de los cruceros son las vistas desde cubierta, si os gusta el mar: mar de día, mar de noche, salida y puesta de sol; yo ví hasta tormentas, rayos cayendo al agua, algo para recordar.

  

A mi, personalmente, un crucero de unas dos semanas de vez en cuando lo encuentro algo interesante a hacer pero no pasaría mucho tiempo más en uno de ellos.

Un gran contra de los cruceros, que a cualquier viajero puede sacar de quicio, ves una ciudad en una mañana y poco más, o una tarde y poco más. Debes cumplir los horarios de salida del barco obligatoriamente o te quedas en tierra, el barco no espera. Te quedas con muchas ganas de ver mejor las ciudades. Otro contra, si optáis por la opción barata, es decir en un camarote enano, mejor que no seáis claustrofóbicos, son algo agobiantes pero, en principio, se supone que ahí solo duermes (en mi caso iba en una suite ya que eramos cuatro personas). Y el peor contra si no os gusta navegar, depende de como sea de grande el crucero y la mala mar que encontréis si que lo podéis pasar algo mal en algunos momentos.


Hacer un crucero tiene sus cosas buenas y sus malas, yo no soy gran fan de ellos pero un viaje siempre es un buen viaje.

Otro día os hablaré de cada una de las ciudades por las que pasé.
Hasta la próxima entrada, viajeros.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada