dimecres, 7 de juny de 2017

Cabañas Dosrius - Cabaña Carlet

Hola viajeros!

Hoy os traigo algo que no llega a ser un viaje, vengo a escribiros sobre una experiéncia muy especial.

Si os gusta la naturaleza y de pequeños, o no tan pequeños, queríais una casa en un árbol, esto os puede interesar: Cabanes Dosrius, en Catalunya, en la província de Barcelona; podéis alojaros en una cabaña en un árbol, toda para vosotros solos. Muy recomendable como escapada romántica, la verdad.



Me he alojado una noche con mi pareja en la 'Cabana Carlet'. Cabanes Dosrius dispone de 8 cabañas, una de ellas es la recepción, las otras siete son para alojarse; cada una de ellas tiene el nombre de un tipo de seta. Fue una noche muy especial y os la voy a resumir un poco.

Llegamos a las 16h y aparcamos el coche, en la zona de estacionamiento hay un cartel que te indica hacia donde está la recepción (id con algo de ganas de andar, luego me entenderéis). En la recpeción nos explicaron como iba todo y nos dieron una cesta con: linternas, luces a pilas, encendedor para las velas (sí, no hay electricidad en la cabaña), la llave y un walkie para hablar con recepción a qualquier hora. Con esto nos fuimos a nuestra cabaña siguiendo los cartelitos y un mapa que te dejan, la Carlet es la más alejada y todo es subida, 24 minutos de subida, ahí es donde debéis usar las ganas de andar. El esfuerzo vale la pena, os lo aseguro: ¡llegar a tu cabaña!




La cabaña es preciosa, un balcón y una sola habitación con lavabo (de autocarabana y una garrafa para lavarte las manos, la cara...). Solo entrar encendí todas las velas (no hay peligro de quemar nada si se usan dónde deben ir colocadas y si las apagas si te vas a dar un paseo).

 


Ir viendo oscurecer sin luces es bonito... Se puede pedir cena, nosotros no pedimos y comimos bajo la luz de las velas algo traído de casa. La noche sin electricidad es algo especial y distinto. Dentro del bosque se respira paz, se está muy tranquilo y no entran mosquitos (hay mosquiteras en las ventanas, gracias).



A las 9h de la mañana te traen el desayuno de una forma muy especial (si pides cena también te llega así), te lo cuelgan en una cuerda para que lo subas desde el balcón. El desayuno muy rico, la verdad.

Fue una experiéncia genial, muy muy recomendable para alguien que busque un plan romántico, me encanto y lo disfruté muchísimo. Me quedaría allí más de una noche (si os quedáis 2 noches os regalan la tercera de domingo a jueves, yo me lo pensaría)


Mis recomendaciones: id con bambas, ropa cómoda y lo mínimo posible; yo tenía cobertura pero mejor dejad el móvil por una noche..., yo lo usé solo para fotos. No os dejéis la cámara. Y, sobretodo, disfrutádlo mucho, es algo muy bonito. Te das cuenta de lo poco que se necesita para ser feliz.

Contando que estamos en temporada alta ya, lo hice entre un lunes y un jueves, el precio total fue de 165€ con desayuno incluido y teniendo en cuenta que la Carlet tiene suplemente; la relación calidad-precio es buena, os lo aseguro.



Pronto os traeré nuevas cosas por aquí, espero que os haya interesado éste nuevo y distinto lugar.

¡Hasta la próxima, viajeros!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada